Esperar.

Sólo quiero entregarme a alguien por completo, dejarle besos por toda la cara, darle canciones tontas, encajar mi mano en la suya, pasar mis dedos por toda su piel, perderme en sus ojos. Quiero pelear sobre cosas estúpidas solo para contentarnos 10 minutos después y reír porque sabemos que confiamos el uno en el otro. […]

Eh estado escribiendo.

Eh estado escribiendo de ti, unas cuantas palabras, unas cuantas comas, tres acentos ortográficos, tres renglones, somos los protagonistas de mi historia, una historia corta o una historia larga. Contempló la belleza de tus ojos y la sencillez de tu sonrisa, tu cabello perfectamente despeinado y tu aspecto carismático. Eres el principio y el fin […]

Te dije

Te dije que vinieras, que te quería en mi vida más que en mi cabeza, que a mi cama no le bastaba únicamente con mi cuerpo que a las dos nos faltaba el tuyo. Y tus palabras reconfortaban y dañaban a la vez, más lo segundo que lo primero y al revés. Porque siempre supiste […]

Cerca

Y si a altas horas de la madrugada quiero probarte, para comprobar que te sientas así…   excitada.    Estirar la mano y rozarte, mezclarnos suavemente, saborear la dulzura de tu voz dormida, de tu tacto     en mi piel, dormidos, sin prisa. Lento.   Para terminar con lo que nunca hemos dejado de […]

Ganas…

Me voy a acostar con ganas de quererte un rato. No quererte como siempre, sino quererte, ya sabes, fuertemente. De fantasear con tus carcajadas y tener tu olor en mi ropa. De que me cantes al oído y no importe la hora. De que este día sepa rico y haga juego con tus ojos. De […]

Prometo

Prometo decirte lo que siento con toda la fuerza de mis labios, demostrártelo con cada centímetro de mi cuerpo, hacer del amor verdadero una realidad con cada uno de mis sueños, ser la excepción a cada una de tus reglas, quererte en tus días porque al final de cuentas son los míos, aguantar tus dramas […]

Las cosas que quede sin decirte

Aún recuerdo la primera vez que te vi después de dejar de ser nosotros. La sensación de nudo en la garganta, de no saber si besarte una, dos, o ninguna vez. Esa voz en mi interior que me pedía que fueran trescientasdoce.

Acompáñame.

Me cuentan tus pestañas que hubo alguien que te rompió en el pasado. Que lleno tus noches de verano, de lágrimas y helado amargo y las de invierno de frió, mucho más frió de lo normal. 

Soy un Ave Fénix

¿Quién en su vida no ha pasado por momentos difíciles, momentos en los cuales cree sentirse morir? Creo que a todos nos ha pasado alguna vez. Para una adolescente convertirse en madre soltera sin así desearlo es un gran problema para ella, para un niño que llora porque derramó su jugo en el piso, pensando […]