Ganas…

Me voy a acostar con ganas de quererte un rato. No quererte como siempre, sino quererte, ya sabes, fuertemente. De fantasear con tus carcajadas y tener tu olor en mi ropa. De que me cantes al oído y no importe la hora. De que este día sepa rico y haga juego con tus ojos. De que tu piel arda y sea porque estamos cerca. De desatar la pasión y atarte las muñecas. De hacerte la dueña de mi cama y mañana, de mi vida entera.